metodo emme

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuál es la mejor época del año para iniciar el Método EMME?

    Como cualquier cambio de hábitos el momento ideal es cuando se está mentalizado, por lo tanto en cualquier época del año.

    #1
  • ¿Cuánto peso puedo perder?

    Es bastante variable, ya que en eso influyen las características físicas de cada uno como el nivel de retención de líquidos, las proporciones de masa muscular y la masa grasa de partida. Según los datos extraídos de las personas que siguieron este Método hasta la actualidad, durante las 6 primeras semanas puede llegar a conseguirse una pérdida que oscila entre 6% y 12% de peso sobre el total.

    #2
  • ¿Es necesario pesar los alimentos?

    No es necesario. No obstante las cantidades de ciertos alimentos sí deben controlarse y la dietista te orientará en cómo hacerlo (los cereales, legumbres, carnes y pescados están pautados en unas cantidades a las que debemos ajustarnos). Se pueden pesar estos alimentos al principio para aprender el tamaño de referencia, no es indispensable pero puede ayudar. Se pueden traducir fácilmente en medidas caseras (medio vaso, una cucharada sopera, etc.).

    #3
  • ¿Es posible hacer el Método EMME sin complementos alimenticios?

    Es posible, pero los resultados no serán los mismos, ya que los complementos suplementan y potencian los efectos de depuración y drenaje del organismo del Método. Además, ejercen una función saciante, reducen la ansiedad y mejoran el estado anímico, imprescindible todo ello para no romper la dieta.

    #4
  • ¿Es absolutamente necesario realizar todas las comidas que se pautan?

    Sí, es indispensable. Es la mejor forma de establecer unos hábitos y de acostumbrar a hacer frecuentes y pequeñas digestiones a nuestro organismo.

    #5
  • ¿Qué puedo comer de más si paso hambre?

    Al repartir las ingestas cada 2 horas es difícil que se pase hambre. De todas formas existe la posibilidad de añadir alguna pieza más de fruta o algo de verdura en los momentos de debilidad.

    #6
  • ¿Está permitido el consumo de alcohol?

    El consumo de bebidas alcohólicas se considera un tóxico que agrede el organismo, por tanto se rechaza. No obstante, a partir de la 3ª fase es posible incluir un vaso al día de vino tinto de calidad, tal y como se recomienda en la dieta mediterránea.

    #7
  • ¿Puedo seguir el Método EMME si soy fumador/a?

    Sí, es especialmente recomendable como estilo de vida saludable. Sería ideal que controlaras el número de cigarrillos, pero no es el mejor momento para dejar de fumar de forma radical. Es mejor esperar a tener instaurado el hábito.

    #8
  • ¿Puedo continuar con el Método si me quedo embarazada?

    No en las fases más estrictas. Siempre con la supervisión de tu ginecólogo y seguimiento de la dietista se puede replantear la 3ª fase y se puede adaptar la 4ª fase.

    #9
  • ¿Es aconsejable para los niños?

    No. Los niños en periodo de crecimiento deben adquirir unos hábitos parecidos a la fase Regular, pero conviene atender específicamente sus necesidades.

    #10
  • ¿Pueden seguir el Método EMME los vegetarianos?

    Sin ningún problema. Pueden hacerse pequeñas adaptaciones para vegetarianos muy fácilmente. La filosofía EMME es muy próxima al vegetarianismo.

    #11
  • ¿Puedo seguir el Método EMME si tengo que comer fuera?

    No es imposible. Lo importante es mantenerla al máximo, aunque a veces falle la forma en que nos cocinen o presenten los alimentos. Por ejemplo, durante la 1ª fase se puede pedir una pieza de fruta o macedonia sin azúcar + un plato de ensalada + verduras a la plancha o a la brasa, sin sal ni aceite.

    #12
  • Si me ausento de viaje unos días, ¿puedo compaginarlo con la dieta?

    Siempre es posible comprar algo de fruta en el sitio al que se viaja. Tan sólo exige un poco de organización para prever las comidas y no arriesgarse a tener que improvisar, ya que supone un mayor riesgo de saltarse la dieta.

    #13
  • ¿Qué puedo pedir si salgo a tomar algo?

    Durante las dos primeras fases debemos limitarnos a tomar agua o zumo de frutas natural. A partir de la tercera fase se permite tomar un vaso de vino tinto, de calidad naturalmente.

    #14
  • ¿Qué pasa si durante el seguimiento tengo algún compromiso ineludible (celebraciones familiares, comidas de trabajo, etc.)?

    En primer lugar debemos intentar ceñirnos al máximo a la dieta y, si es posible, elegir los platos que se ajustan más a ella: ensaladas, verduras, fruta, aunque no estemos seguros de los ingredientes que lleven o la cocción utilizada.

    Si no es posible elegir, por lo menos evitaremos picoteos o comer en cantidades excesivas. Se trata de eventos puntuales que pueden conocerse con antelación y por lo tanto podemos acudir al consejo de nuestra dietista para depurar estas desviaciones, en ocasiones retomando un o unos pocos días una fase previa del método.

    #15
  • ¿Puedo practicar deporte durante las primeras fases del Método EMME?

    Si ya se practica deporte habitualmente se puede seguir haciendo, aunque la intensidad del mismo debe adaptarse a un menor aporte energético. Observar posibles síntomas de agotamiento y descansar.

    Si no se practica ningún tipo de actividad física sí es necesario empezar un programa de ejercicios suave y adaptado a las posibilidades de cada uno.

    #16
  • Pasadas las 7 semanas del Método ¿puedo volver a "comer normal"?

    La filosofía EMME tiene el objetivo de enseñar a comer de todo, pero en las proporciones y frecuencia adecuadas. A menudo este planteamiento no coincide con lo que entendemos como “comer normal”. Las 7 semanas del Método suponen un aprendizaje y una vez llegado a este punto se acaban de incorporar todos los alimentos, entonces estás listo para seguir una dieta normal que te ayudará a mantenerte en tu peso y comer de todo, pero en el momento y las cantidades adecuadas.

    #17

Suscríbete a nuestra newsletter

metodo emme